Tips básicos para entender el IVA e IRPF de las emprendedoras

Tips básicos para entender el IVA e IRPF de las emprendedoras

En esta formación repasamos algunos tips sobre contabilidad básica, donde exploraremos dos aspectos fundamentales del sistema tributario: el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). En el mundo de las finanzas personales y empresariales, comprender cómo funcionan estos impuestos es esencial para una gestión financiera adecuada y para cumplir con las obligaciones fiscales. Aquí tienes los tips básicos para entender el IVA e IRPF de las emprendedoras.

El IVA, un impuesto indirecto que grava el consumo, juega un papel crucial en la economía, afectando tanto a los consumidores como a las empresas en cada transacción comercial. Por otro lado, el IRPF es un impuesto directo que grava la renta de las personas físicas, y su comprensión es vital tanto para empleados como para autónomos, ya que influye en la planificación financiera y en la declaración de impuestos anual.

A continuación, desglosaremos conceptos clave y proporcionaremos herramientas para comprender y gestionar de manera efectiva estos aspectos de la contabilidad.

Pinceladas básicas del sistema fiscal y contable español

En esta primera sección, daremos un vistazo a los fundamentos del sistema fiscal y contable español, explorando brevemente el papel de la Hacienda Pública y su evolución histórica. 

Modelos de impuestos y plazos

En esta parte, nos adentraremos en los impuestos más comunes que afectan a los autónomos: el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Analizaremos en detalle cómo funcionan estos impuestos, sus plazos de presentación y las responsabilidades del autónomo en su cumplimiento.

IVA: impuesto indirecto: Hablaremos del IVA como un impuesto indirecto que grava el consumo en cada etapa del proceso productivo y comercial.

IRPF: impuesto directo: Hablaremos sobre el IRPF, un impuesto directo que grava la renta de las personas físicas, analizando cómo afecta a los autónomos y cuáles son sus principales características.

Gestoría ¿sí o no?

En esta sección, abordaremos la cuestión crucial de si es conveniente o no contratar los servicios de una gestoría para llevar la contabilidad y presentar los impuestos. Discutiremos las responsabilidades de cada parte en este proceso y ofreceremos consejos sobre cómo los autónomos pueden gestionar su propia contabilidad de manera eficiente.

Responsabilidades de cada parte: sujeto pasivo

Analizaremos las responsabilidades tanto del autónomo como de la gestoría en el cumplimiento de las obligaciones fiscales y contables.

Cómo llevar nuestra propia contabilidad y presentación de impuestos

Ofreceremos pautas y consejos prácticos para aquellos autónomos que decidan llevar su propia contabilidad y presentar sus impuestos, incluyendo herramientas y recursos útiles.

Conclusiones

En esta última parte de tips básicos para entender el IVA e IRPF de las emprendedoras, resumiremos los puntos clave abordados en la charla y ofreceremos algunas conclusiones finales sobre la importancia de comprender la contabilidad básica y el sistema fiscal español para los autónomos. Terminaremos con una ronda de preguntas para aclarar posibles dudas y comentarios.

Tips básicos para entender el IVA e IRPF de las emprendedoras

Aquí tienes la formación completa en vídeo:

YouTube player

¿Qué han dicho las asistentes al curso?

La formación me ha gustado mucho, todo super claro para personas que no tenían ni idea del tema del IVA e IRPF. Sí que es verdad que luego cada negocio es un mundo, pero el poder contactar de manera be to be con la formadora para las dudas es genial. MIL GRACIAS por vuestro tiempo!

Me ha ayudado mucho para entender los conceptos generales sobre impuestos, obligaciones tributarias y demás. Charo lo ha explicado fenomenal y ha sido muy ameno y enriquecedor. ¡Me apunto a la siguiente seguro!

Ha sido muy valiosa para mí pues ha incluido los puntos en los que tenía dudas desde hacía mucho tiempo. Me alegro de haber participado. Dos horas de lo más aprovechadas!

Claridad, precisión, dinámico. Respuestas ajustadas, sin dar elementos innecesarios. Además la complementariedad vivida con Cristina Amor, como gestora, me ha parecido fenomenal.

Muy dinámico, fácil de entender, datos muy interesantes, y con opción a dudas y preguntas – lo cual se agradece!

Nos hemos desempolvado el miedo a los diferentes impuestos y a la contabilidad de una forma amable. Nos ha explicado maravillosamente por qué no tenemos que cogerle apego al IVA ya que nosotras somos recaudadoras que «trabajamos» para Hacienda.

Charo Cortés

Licenciada en ADE por la Universidad San Pablo CEU. 

Tras veinte años de experiencia en el sector bancario y financiero, siempre muy vinculada al mundo de la empresa y del análisis de riesgos, hace ya dos años fundó su propia empresa: LIGHTHOUSE GALLERY -meeting boutique-. Un espacio para eventos corporativos y de equipo: reuniones de empresa, actividades team building, formaciones.

Autónomos que pueden bonificar su cuota este año y pagar menos a la Seguridad Social

Autónomos que pueden bonificar su cuota este año y pagar menos a la Seguridad Social

La Seguridad Social ofrece más de una decena de bonificaciones en la cotización a distintos tipos de autónomos más allá de la conocida tarifa plana, para compensar algunas situaciones de vulnerabilidad. A continuación se recopilan todos los colectivos de autónomos que pueden acceder a bonificación, según figura en la guía publicada por el Ministerio:

  • Autónomos y autónomas que han tenido un hijo.
  • Autónomas que se reincorporen a la actividad.
  • Autónomos que contraten a empleados para mejorar su conciliación laboral.
  • Autónomos mayores de 65 o 67 años.
  • Autónomos que estén dados de alta como colaboradores.
  • Autónomos en pluriactividad.
  • Autónomos con una discapacidad igual o superior al 33%.
  • Autónomos que causen baja en la actividad por causa de violencia de género.
  • Autónomos de Ceuta y Melilla.
  • Nuevos autónomos.
  • Nueva bonificación por cuidado de menores con cáncer y otras enfermedades graves.

Autónomos y autónomas que han tenido un hijo: durante el descanso por maternidad, paternidad, adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo y lactancia, las trabajadoras y trabajadores autónomos podrán optar a una bonificación del 100% del pago de sus cotizaciones durante el periodo de descanso, un mes como mínimo.

Autónomas que se reincorporen a la actividad: las trabajadoras autónomas que hubieran cesado en su actividad por nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento y tutela, y vuelvan a realizar una actividad por cuenta propia en los dos años siguientes a la fecha de cese tendrán una cuota fija por contingencias comunes y contingencias profesionales, de 60 euros al mes durante los 12 meses inmediatamente siguientes a la fecha de reincorporación al trabajo. Podrán acogerse a esta bonificación siempre que opten por cotizar por la base mínima establecida con carácter general en el RETA.

Autónomos que contraten empleados para mejorar su conciliación laboral: la Seguridad Social ofrece bonificaciones de entre el 50% y el 100% a aquellos autónomos que contraten a un empleado para encargarse de su negocio durante el tiempo que deban ausentarse para cuidar de algún familiar. Los autónomos pueden beneficiarse de una bonificación del 100% de su cuota, por un plazo de hasta 12 meses, por contingencias comunes –la bonificación será del 50% si la contratación es a tiempo parcial–, en los siguientes supuestos: cuidado de menores de 12 años; tener a su cargo un familiar, hasta el segundo grado inclusive, en situación de dependencia; por tener a su cargo un familiar, hasta el segundo grado inclusive, con parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual con un grado reconocido igual o superior al 33% o una discapacidad física o sensorial igual o superior al 65%, siempre que dicho familiar no desempeñe una actividad retribuida.

Autónomos mayores de 65 o 67 años: los autónomos que accedan a la jubilación activa quedarán exentos de cotizar a la Seguridad Social siempre que tengan 65 años y 38 años y 6 meses de cotización, o 67 años y 37 años de cotización.

Autónomos que estén dados de alta como colaboradores: los autónomos que se den de alta como familiares colaboradores tendrán derecho a una bonificación durante los 24 meses siguientes a la fecha de efectos del alta, equivalente al 50% durante los primeros 18 meses y al 25% durante los 6 meses siguientes.

Autónomos en pluriactividad: la Seguridad Social devolverá de oficio a los trabajadores autónomos que compatibilicen su actividad con otra por cuenta ajena el 50% del exceso de la cotización, si esta excede de 13.822,06 € anuales.

Autónomos con discapacidad igual o superior al 33%: en el caso de que coticen por la base mínima podrán beneficiarse de una reducción sobre la cotización por contingencias comunes durante los 12 primeros meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta. Consistirá en una cuota de 60 € al mes. Aquellos autónomos que coticen por una base superior, podrán aplicarse una reducción durante los 12 primeros meses una reducción de la cuota del 80%. Pasado este periodo inicial y, con independencia de la base de cotización, los autónomos que disfruten de esta bonificación podrán aplicarse otra reducción del 50% por un periodo máximo de 48 meses, hasta completar un periodo máximo de 5 años desde la fecha de efectos del alta.

Autónomas que causen baja por causa de violencia de género: durante medio año tras haber causado baja, a pesar de no pagar su cuota, se considerará que han estado dadas de alta en el RETA y cotizando a la Seguridad Social.

Nuevos autónomos: todos los autónomos que se den de alta por primera vez pagarían durante los primeros 12 meses una cuota mensual de 80 €. Y la misma cantidad durante otros 12 meses, siempre y cuando sus rendimientos en este segundo año no superen el SMI.

Información recopilada por
Mayte Ruiz-Valdepeñas González,
gestora de Rem.

Ir al contenido