Formas jurídicas para emprendedoras: Cómo darse de alta sin morir en el intento

Formas jurídicas para emprendedoras: Cómo darse de alta sin morir en el intento

¿Quieres legalizar tu proyecto emprendedor pero no sabes ni por dónde empezar? ¿No sabes si te conviene darte de alta como autónoma o montar una S.L? En junio tuvimos este interesante taller sobre Formas jurídicas para emprendedoras en el que Mayte Ruiz-Valdepeñas resolvió todas nuestras dudas y que podéis volver a ver aquí.

Contenido del taller Formas jurídicas para emprendedoras

En este taller Mayte nos habló de:

  • Formas jurídicas más habituales para mujeres emprendedoras
  • Diferencias entre ellas
  • Ventajas e inconvenientes de cada una. 

Además también hablamos de las principales ayudas estatales que existen para mujeres autónomas que inician su actividad o se reincorporan tras un periodo de inactividad.

La profesora Mayte Ruiz-Valdepeñas es asesora fiscal en la asesoría El 20 es el día, que es la asesoría de la asociación Rem y de muchas de las remistas. En su día a día asesora a muchos emprendedores y emprendedoras a la hora de iniciar su actividad empresarial. Podéis contactarla aquí: mayte@el20eseldia.es

Las opiniones de las asistentes:

Me ha resultado muy amena y dinámica la formación. Mayte ha sido muy clara en las explicaciones y ha resuelto todas las dudas que nos surgían. Encantada, información muy valiosa para tomar una decisión sobre las formas jurídicas mejores para mi negocio.

Estoy muy feliz de ser socia de REM porque, además de la oportunidad de conocer a otras mujeres, valientes emprendedoras, accedo a muchas oportunidades como es este taller que nos ha ofrecido Mayte. A mi me ha resuelto dudas que llevo un tiempo dando vueltas acerca de mi situación laboral y estoy agradecidísima.

Enhorabuena de nuevo a las organizadoras de REM por este taller tan útil e interesante, y por facilitar un entorno tan acogedor para nuestra formación.

Excelente exposición y muy útil, adaptada a la audiencia contestando a preguntas y dando soluciones concretas

Vídeo completo del taller:

YouTube player
Aprende a usar los stories como una profesional

Aprende a usar los stories como una profesional

Instagram es la red social de moda y crece año tras año, sobre todo entre los menores de 40 años. El público es mayoritariamente femenino y tecnológicamente activo. 

Las Historias, también conocidos como Stories, son publicaciones que tan solo duran 24 horas. 

Una vez pasado este tiempo, desaparecen, pero tranquilas, se guardan y podemos destacarlas en nuestro perfil. 

Son publicaciones muy cortitas donde tenemos más libertad creativa que en el feed y podemos hacer publicaciones más personales, casuales, espontáneas y divertidas. 

La duración es de 15 segundos, el tamaño es 1080×1920 y se pueden subir hasta 100 al día.

¿Por qué utilizar los Stories? 

  • Te permiten mostrar el lado más personal de la marca.
  • Compartir el día a día.
  • Contenido no tan trabajado como en el feed (aunque sí con una mínima calidad).
  • Conectar de forma más directa con tu comunidad.
  • Vía de comunicación con nuestros seguidores, a través de preguntas, encuestas, cuestionarios.
  • Los stories recuperan la esencia de Instagram que nació como un contenido “instantáneo”.
  • Contenido más rápido, personal, casual y espontáneo.
  • Permite contar historias a través de sus pantallas (hasta 100) hilo narrativo (stroytelling).
  • Con la nueva funcionalidad de incluir enlaces, nos permite dirigir público a nuestra página web, blog, producto.

Ideas de contenido 

STORIES PROFESIONALES 

  1. Making of del trabajo (antes-después, time lapse).
  2. Casos de éxito o best sellers.
  3. Testimonios o valoraciones de clientes.
  4. Recomendaciones de otros profesionales. 
  5. Tutoriales y post informativos o explicativos 
  6. Entrevistas a personas de interés para tu audiencia. 
  7. Reviews de algún producto o servicio.
  8. Noticias propias (logros y éxitos).
  9. Compartir herramientas que utilizamos.
  10. Post del blog (si tenemos).
  11. Eventos/Actividades: aniversario, conferencias, reuniones, celebraciones, afterwork, teambuilding.
  12. Mostrar el lugar de trabajo y al equipo.
  13. Mostrar cliente o proveedor (reunión, entrevista).
  14. Historia de la marca.

HISTORIAS PERSONALES 

  1. Contar alguna anécdota de tu día a día.
  2. Mostrar tu lado más personal: Hobbies, Mascotas, Vacaciones.
  3. Recomendar favoritos (lugares, libros, restaurantes).
  4. Hacer reflexiones sobre temas de actualidad o temas que te interesen.
  5. Causas benéficas, voluntariado o asociaciones.
  6. Nuevos descubrimientos (series, libros, podcast).
  7. Meme o gif gracioso. 

Aquí os dejamos el vídeo con esta formación en nuestro canal de Youtube.

YouTube player

Cristina Carrizo

https://pinkfish.es/

No me da la vida

No me da la vida

En este taller quisimos reflexionar con las mujeres que asistieron sobre algunos temas como:

  • En qué se nos va el tiempo a las mujeres
  • Cómo nos sentimos las mujeres con respecto al tiempo
  • Sacar tiempo para lo importante
  • Cómo coger las riendas de nuestro tiempo

¿En qué se nos va el tiempo a las mujeres?

Muchas de nosotras tenemos la sensación de que vivimos sin parar y que aún así no llegamos a todo lo que nos gustaría. ¿A qué realmente dedicamos nuestro tiempo en el día a día? 

  • Pensando en cómo has usado el tiempo la semana pasada, indica la cantidad de horas que has dedicado a cada una de estas áreas.
  • Si convives con alguien y te apetece hacer la comparativa, rellena la misma información con una estimación de a qué dedica el tiempo la persona con la que convives.

ENCUESTA DE USO DE TIEMPO 

(Hacerlo con el tiempo de la semana anterior). Indica cuánto tiempo has dedicado durante la última semana a estas actividades

1. Trabajo remunerado (tiempo que le dedicas a tu proyecto).

2. Estudio.

3. Tareas relativas a la organización y preparación de comidas (organizar comidas, comprar, guardar alimentos, cocinar, limpieza…).

4. Limpieza del hogar (ropa, casa, basura…).

5. Cuidados a otras personas de tu hogar (pareja, hijo/as, compañeros/as…).

6. Cuidados (no pagados) a otras personas que no conviven en tu hogar (familiares, amigos/as, relaciones de trabajo…).

7. Cuidado de plantas y mascotas.

8. Relaciones familiares y sociales.

9. Reparaciones y mantenimiento (coche, casa…).

10. Gestiones (bancos, cuentas, impuestos, junta vecinos/as, colegios…) y otras compras no alimentarias.

11. Desplazamientos (incluye todo tipo de viajes).

12. Voluntariado.

13. Actividades de ocio (ir al cine, salir a tomar algo, redes sociales…).

14. Autocuidado (descansar, dormir, comer, médicos, deporte, bienestar, autoconocimiento…).

15. Juego, disfrute, creatividad, placer…

Ahora calcula:

  • ¿Cuánto tiempo dedicas a tu trabajo “remunerado”? (suma tarea 1)
  • ¿Cuánto tiempo dedicas al trabajo no remunerado? (suma tareas 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12)
  • ¿Cuánto tiempo dedicas al cuidado de otras personas y seres? (suma tareas 5, 6, 7)
  • ¿Cuánto tiempo dedicas al ocio? (suma tarea 13)
  • ¿Cuánto tiempo dedicas al autocuidado? (suma tarea 14)
  • ¿Cuánto tiempo dedicas al juego, disfrute, creatividad, placer, etc? (Suma tarea 15)
  • Si la otra persona es un hombre, ¿notas alguna diferencia en el uso del tiempo que te llame la atención?

Y sacamos estas conclusiones:

  • Poco tiempo para nosotras mismas: autocuidado, juego, disfrute, creatividad, placer…
  • Mucho tiempo dedicado a cuidar del hogar, otras personas y seres. Mujeres cuidadoras y complacientes. 
  • Gran esfuerzo por cumplir con todo lo que se espera de nosotras (mandatos).
  • Las mujeres entramos en modo multitarea, con lo cual hacemos muchas cosas a la vez y es muy difícil estar realmente presentes y concentradas en lo que estamos haciendo y también separar cuánto tiempo dedicamos realmente a cada cosa.

¿Cómo nos sentimos las mujeres con respecto al tiempo?

Después de ver de forma práctica en qué hemos empleado el tiempo en la última semana, ¿cómo se os queda el cuerpo? 

  • Hay expresiones que usamos ya casi sin pensar: “no me da la  vida”, “no llego a todo”, “me paso el día corriendo para nada” … que nos pueden hacer sentir como en una rueda de hámster, en bucle, es el Día de la Marmota… 
  • Y además, tenemos tendencia al automachaque y a la sobreexigencia.
  • Aspiramos a ser una superwoman, como si ese fuera el ideal de mujer. 
  • Acabamos sintiendo culpa y ansiedad por “no producir”, o por dedicarme tiempo a mí y sentirlo como una pérdida. 
  • Y llegamos a pensamientos del tipo “todo el mundo tiene tiempo menos yo”, que nos llevan al rencor y al enfado.
  • Por supuesto, pedir ayuda ni siquiera lo contemplamos, es como rogar. El “tú puedes con todo” es una trampa. 

Esto no es casual, las mujeres somos educadas para cuidar y hacernos cargo de la gente de nuestro entorno. Si no llegamos a todo, nos sentimos culpables e inadecuadas. Pero es imposible llegar a todo cuando la carga es demasiado grande como para una persona.

La carga mental de ser las organizadoras del hogar también pasa factura y nos quita energía y recursos que podríamos emplear en nuestros emprendimientos.

Sacar tiempo para lo importante

¿Qué es lo importante para ti? No te dejes llevar por lo que otras personas te digan que es lo importante, escucha tu brújula interior y descubre qué es lo que te aporta, te hace sentir bien y te hace feliz.

Entre otras cosas, concluimos que las mujeres necesitamos tiempo para:

  • El autocuidado.
  • El disfrute, la diversión, perseguir nuestras pasiones y curiosidades.
  • Descansar.
  • Trabajar sin interrupciones, algo que supone un reto para las emprendedoras sobre todo cuando trabajamos en casa.

Si rascas tiempo para lo verdaderamente importante, cambia la forma en la que te presentas ante el mundo y el tiempo parece que se estira. Si logras tener un horario fijo y respetado de trabajo suficiente en el que no estás pensando  ni haciendo tareas de cuidados, aumenta tu eficacia y disminuye tu estrés.

¿Cómo tomar las riendas de nuestro tiempo?

Está claro, porque lo vivimos a diario en nuestra piel, que el mundo va acelerado y nosotros le seguimos el ritmo. 

No podemos controlar los millones de estímulos que recibimos, ni tampoco dar la espalda a una realidad cada vez más conectada; también es necesario mencionar la cultura de la inmediatez y cómo, la mayoría de las veces, no sabemos administrarla. 

Lo que pasa es que no nos damos cuenta de que si no ponemos de nuestra parte estaremos perdiendo nuestro derecho más importante que es la libertad de decidir cómo queremos vivir nuestra vida. 

Si estamos en este taller es porque, en algún momento, hemos sentido una llamada de atención que nos dice que dejemos de ponernos en piloto automático y que seamos responsables. 

Y en este último bloque, después de haber compartido experiencias en este taller, queremos lanzaros varias preguntas para que, ojalá, todas nos vayamos de aquí con, al menos, una acción que vamos a poner en marcha. 

¿Qué estás dispuesta a hacer para empezar a ser tú la dueña de tu tiempo? 

¿Cómo lo vas a negociar con tu entorno? ¿Qué barreras crees que vas a encontrar y cómo vas a hacerles frente para avanzar? 

Puedes ver el taller aquí:

YouTube player
Síndrome de la impostora

Síndrome de la impostora

El síndrome de la impostora fue el título de una de las formaciones impartidas desde Rem para mujeres emprendedoras.

¿Sientes a veces que eres una impostora de tu negocio?

El síndrome de la impostora me invadió a mis 24 años durante los primeros años de mi experiencia laboral, trabajando con esos “grandes” del sector automovilístico en Múnich. Recién salida de la carrera, me encontré con un sector totalmente masculinizado y tremendamente hostil. Sin embargo, aunque estaba sumergida en esa cultura y, a pesar de las dificultades, conseguí superar mi síndrome de la impostora.

¿Sabes qué estrategias utiliza la impostora que sientes que eres en algunas ocasiones?


Cuando esa sensación de que somos unas impostoras se apodera de nosotras, de manera más o menos consciente, nos sentimos constantemente un fraude y vivimos con el miedo a que algún día nos descubran. Estas sensaciones originan una cadena de pensamientos y reacciones inconscientes que dan como resultado que nos valoremos y critiquemos de forma negativa. Si no somos capaces de detectar cuando estamos teniendo el síndrome nos quedamos atrapadas en este ciclo hasta agotarnos y las consecuencias pueden ser nefastas para ti, tu emprendimiento, tu salud, tu familia, tu rendimiento y/o tu negocio.

¿Qué es este síndrome y a qué se debe?

  • El síndrome de la impostora no es una enfermedad, es un conjunto de estados emocionales que experimentamos debido a las situaciones internas y externas que vivimos.
  • Es el reflejo de un autoconcepto sesgado que nos afecta a la autoestima.

Este síndrome tiene género femenino

El síndrome de la impostora no se resuelve solo con trabajar en nosotras mismas y nuestro empoderamiento individual. También tiene que haber un cambio colectivo hacia un modelo menos estereotipado, en el que se fomente una educación y una cultura laboral libres de prejuicios y estructuras sexistas.

Aunque las mujeres demuestren fuerza y ambición, nuestras batallas con los (micro)machismos diarios nos afectan negativamente. Hay estudios que explican que las niñas, a partir de los 5 o 6 años, ya tienen la sensación de pertenecer a un grupo inferior. Para ellas, las mujeres pueden hacer cosas buenas, pero los hombres son los que destacan.

A pesar de que estamos hiperformadas y somos mayoría en las universidades, esto no se refleja en el mercado laboral, en el que ocupamos los puestos más precarios y con peores condiciones laborales. El suelo pegajoso o el techo de cristal, fruto de las culturas empresariales patriarcales, están ahí como sombras acompañándonos en nuestras carreras laborales. Asimismo, también somos las que nos encargamos mayoritariamente de las labores de cuidado, crianza y domésticas que no se pagan, ni tienen valor social, aunque son imprescindibles para la supervivencia. Todo esto nos afecta en la confianza en nosotras mismas, en la percepción de nuestras habilidades y en cómo valoramos nuestras capacidades. En sentirnos unas impostoras de nuestros trabajos y nuestros negocios.

¿Cómo se puede dejar atrás el síndrome de la impostora?

Mejorando nuestra autoestima y autoconcepto. Aunque esto es algo que engloba muchos aspectos y requiere de tiempo y acompañamiento psicoterapéutico, podemos empezar, tal y como hicimos en la formación, haciendo conscientes los mecanismos de protección que tenemos ante el estrés de lo que consideramos un “fracaso” y poniendo en práctica diferentes estrategias para ir deconstruyéndolos, e identificando los agentes externos que nos influyen negativamente para así coger perspectiva ante los juicios de valor que nos hacemos a nosotras mismas.

Otro factor que es muy necesario para ganar autoestima y confianza en una misma es  tener una red de empoderamiento alrededor. Una red de acompañamiento y cuidado mutuo que puede optar varias formas a través de la relación entre mujeres, basada en el respeto, la admiración y el apoyo mutuos.

En Ingenias proporcionamos esta red y estrategias ya en la adolescencia a través de sesiones de crecimiento personal complementarias a las clases de apoyo de matemáticas. Así, el foco de enseñanza lo ponemos no sólo en la materia, sino también en la inteligencia emocional que se ve influida por la socialización de género que vivimos desde pequeñas, que nos hace sentir a las mujeres especialmente inseguras, tal y como nos pasa en los ámbitos de la empresa y el emprendimiento, en los ámbitos de la ciencia y la ingeniería, y en primaria y secundaria, en la asignatura de matemáticas.

Así, nuestro objetivo es que las jóvenes adquieran herramientas emocionales para afrontar de una manera más sana las exigencias, la presión y el estrés de los estudios y, de esta manera, que puedan usarlas en todos los aspectos de su vida. El síndrome de la impostora puede así desaparecer para el resto de su vida desde una etapa temprana.

Es maravilloso poder empoderar a mujeres de todas las edades.

Si te interesa la formación del síndrome de la impostora para ti, puedes reservar plaza escribiéndome a paula.nm@ingenias.org o rellenando el formulario de contacto en https://www.ingenias.org/2486-2/.

Recomiendo seguir en Instagram a estos dos perfiles: @elsindromedelaimpostora y @nedratawwab, y leer el libro: “El síndrome de la impostora, ¿Por qué las mujeres siguen sin creer en ellas mismas?” de Elisabeth Cadoche y Anne de Montarlot.


Paula Nieto Montero

Paula Nieto Montero

www.ingenias.org

paula.nm@ingenias.org


Planificar para vivir mejor

Planificar para vivir mejor

Continuando con nuestros talleres para mujeres emprendedoras más orientados a las herramientas de marketing y emprendimiento, el 12 de enero hablamos sobre “Planificar para vivir mejor”.

Cuántas veces has arrancado el curso o el año llena de energía, pero te has desgastado enseguida por no saber cuál es el mejor paso que dar con tu proyecto. ¡O por lo menos el primero! Cuando estamos metidas en la vorágine de nuestro día a día, es difícil coger perspectiva y ver el camino ante nosotras.

Por eso este taller nos ayudó a pararnos, a reflexionar y pensar cuál es nuestro contexto para después ir desgranando, poco a poco y sin tecnicismos, las tácticas de marketing que podemos utilizar este año. Es importante, para no caer en la frustración, que seamos conscientes de que no es posible poner todas en práctica a la vez. Debemos ir dedicándonos a cada una de ellas poco a poco y con una perspectiva general de cómo vamos a distribuir nuestra energía a lo largo del año.

En la última parte del taller pudimos adentrarnos en técnicas y herramientas concretas de planificación tanto anuales como más para nuestro día a día. Bajo la premisa de que nuestro cerebro es vago, aprendimos trucos para no dejarle alejarnos de nuestro propósito. Si lo tenemos claro y le hemos reservado el tiempo, ¡no habrá quien nos desvíe de nuestro objetivo!

Siempre es un buen momento para Planificar para vivir mejor. Si quieres saber más, mira el vídeo en nuestro canal de Youtube.

Nadia Brunet Hidalgo www.marketingporunmundomejor.com

YouTube player

Nadia Brunet Hidalgo

Nadia Brunet Hidalgo

https://marketingporunmundomejor.com/

nadia@marketingporunmundomejor.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies