Tres años con mujeres soñadoras y hacedoras

Tres años con mujeres soñadoras y hacedoras

Después de tres años de vida de la Red de Emprendedoras en Movimiento (Rem), hemos conseguido que nuestro sueño se haga realidad: trabajar juntas para visibilizarnos y disfrutar haciéndolo. Poner en marcha esta red de mujeres nos ha costado un gran esfuerzo y horas de trabajo adicional, pero, sinceramente, lo hemos hecho con mucha ilusión y, viendo el resultado, ha merecido la pena.

Lo habíamos hablado (¿o más bien, lo habíamos soñado?) con Mariana Duffill allá por el año 2013-2014, cuando las dos empezamos a emprender. Pero es en 2018 cuando coincidimos con más mujeres interesadas en participar, y empezamos a tejer la red y a poner las bases de una asociación “por y para mujeres emprendedoras”(1).

Nuestros inicios, un auténtico trabajo en equipo

Primero nos reunimos con Cristina Gómez y Ruth Valero en el Cerrillo de Hoyo, después hicimos un llamamiento en el grupo de WhatsApp que nos unía a las mujeres emprendedoras de la sierra de Guadarrama desde el 2014, “Compartir Sinergias”.

Y nos pusimos en marcha: en la plaza del Ayuntamiento de Torrelodones, nos juntamos Yolanda Larrumbide, Marcela De Gregorio, Marisol Garrido, Jennifer Ramsay, Ángela Aguilar, Mónica Codina, Mar Corral, Cristina Garaeta y Violeta González. Irene Colmenares no pudo asistir a este primer encuentro, por un error a la hora de convocarla. En cuanto nos presentamos, el  1 de febrero 2019, tanto Irene como Mariana acudieron con sus bebés en brazo y se unieron a las demás.

Los inicios fueron una auténtica pasada de coordinación y trabajo en equipo: la ayuda de Marisol con los estatutos, el tono justo y enfocado de Yolanda en todos los textos (1) (“somos remistas”, “remamos juntas”, “tejemos la red”… ), la imagen orgánica desarrollada por Marcela que nos enamoró a todas, la estrategia trabajada y escrita en pleno verano de 2019 por una socióloga y amiga de Mariana experta en la materia, la cálida acogida de Cristina a cada socia, el sitio web diseñado y gestionado por Mariana, y sobre todo las ganas de cada una de nosotras de trabajar juntas por un objetivo común: las mujeres emprendedoras. Todas colaboramos y compartimos muchas inquietudes hasta el día de la presentación.

Corinne Lydie Cassé en la presentación oficial de Rem en febrero de 2019 en Torreforum (Torrelodones).

Sorprendente compromiso de las emprendedoras

Quince días antes de mostrarnos al mundo, tuvimos que buscar un espacio más grande que el que la THAM (mancomunidad de Torrelodones, Hoyo del Manzanares, Alpedrete y Moralzarzal) nos había facilitado, porque en pocos días se inscribieron tantas mujeres que superamos  el aforo. Gracias a la concejala de Desarrollo Local de Torrelodones, Toñy Mora, pudimos celebrarlo en el espacio de Torreforum, mucho más amplio. Ese día fue precioso: marcamos un aforo de cien personas, y acudieron las cien mujeres que se inscribieron, atraídas por sentirse parte de “algo”.  Para nuestra sorpresa, la mitad de las que acudieron se hicieron socias ese mismo día. Algo increíble.

Ya entre las asistentes de la presentación, estaba también Gurutze de Acha, que se sumó a formar parte de la junta en cuanto salieron Cristina Garaeta, Mónica y Mar. Aprovecho para darles las gracias por lo que aportaron en esta primera fase tan decisiva. Contribuyeron mucho, cada una con su experiencia y sus responsabilidades: horas de trabajo, apoyo técnico y motivacional, ganas y algún que otro conflicto que nos hizo crecer.

Mujeres participantes en la presentación oficial de Rem en febrero de 2019 en Torreforum (Torrelodones).

¿Qué os puedo decir de las mujeres que estamos en la junta a día de hoy?

En la actualidad, la junta la conformamos siete emprendedoras: Yolanda, periodista; Marcela, diseñadora gráfica y Arteterapeuta; Irene, naturópata; Mariana, psicóloga social y diseñadora web; Gurutze, licenciada en Comunicación y coach; Cristina, maestra de educación infantil y cuentista (es decir, una gran cuentacuentos), y yo (Corinne), licenciada en Ciencias Empresariales y formadora. Nos reunimos cada quince días por Zoom (2), aunque estamos instaurando las quedadas presenciales trimestrales para darnos abrazos, compartir ideas, risas y, por qué no, de vez en cuando, alguna lágrima.

No os cuento lo que supuso para nosotras el confinamiento, pero creo que soy justa al decir que volver a reunirnos fue un hito malabarista en nuestras vidas. Además del trabajo en junta, cada una lidera una comisión o proyecto. Esto significa que todas las semanas trabajamos para Rem, al margen de nuestras vidas personales y profesionales. Somos auténticos pulpos (¿es una suerte o necesitamos más autocuidado?, este aspecto también lo queremos potenciar).

Sabemos que no comunicamos lo suficiente lo que hacemos a las socias, a quien nos debemos, pero currar… os lo aseguro que curramos, desde la generosidad, el interés de visibilizarnos y la necesidad que sentimos de que este mundo funcione mejor y se adapte a nuestras circunstancias. ¿Os parece una locura? Sí, somos siete locas, brujas, emprendedoras, totalmente diferentes las unas de las otras (aunque siempre digo que nos falta diversidad en Rem, en edad y origen), pero con algo en común: queremos cambiar nuestro mundo, queremos disfrutar entre emprendedoras de una vida llena, promoviendo felizmente nuestros proyectos (y rentables, por supuesto).

¿Qué es Rem en definitiva?

En este sentido, sentimos que Rem es una herramienta (3) dinámica para fortalecer a las mujeres en sus iniciativas y proyectos. Creemos en las sinergias, la coopetitividad entre emprendedoras que son competencia, en el trabajo en red entre entidades, instituciones y, por supuesto, queremos hacernos visibles. Simplemente, proyectamos y creamos un mundo hecho de igualdad y sostenibilidad, lo hacemos de verdad, dejando atrás el postureo.

Metodología hecha de disfrute

En este tránsito de tres años, he podido vernos a todas crecer, incluida yo, por supuesto, gracias a una metodología sencilla: estar juntas y disfrutar de lo que nos une. Cuando nos juntamos, no nos cuesta protagonizar y, por lo tanto, crecemos vertiginosamente a base de responsabilizarnos y visibilizarnos.

Este protagonismo que tanto nos cuesta adquirir fuera de un grupo exclusivamente de mujeres (es decir en la vida normal, mixta) forma parte de lo que denominaron las feministas (4) “el techo de cristal”. Normalmente, no percibimos que hay un techo por cómo nos han educado y por las normas no escritas, pero en tu trabajo no asciendes, no creces, no te ven, sientes que no “puedes” protagonizar (aunque poder, puedes, esto ya está demostrado). Es decir, existen barreras de «vidrio», que son tan subliminales (transparentes) como reales (intraspasables) que impiden nuestra movilización vertical (5).

En 2021, conseguimos nuestra primera financiación gracias al Ayuntamiento de Hoyo de Manzanares e ideamos y realizamos Rem-TV, que supuso la entrada semanal de emprendedoras en Rem durante meses. Ya somos 140, ¡qué fuerte! El colofón final fue NaviRem y fue todo un éxito en ventas el sábado para la mayoría de las participantes gracias a la organización de Irene y de la comisión que lidera: Laura Hernández, Mila Rubio, Silvia Juárez

La comisión de formación, liderada por Mariana, está creciendo (se suman Nadia Brunet, Patricia Huertas, Paula Nieto y Cristina Gómez e Irene Colmenares, metidas en todo) y lanza desde sus inicios cada mes una formación. Irene y Mariana están preparando unos debates riquísimos, frutos de una propuesta de Sara Gallego.

La comisión de socias está haciendo un gran trabajo para dar la bienvenida y un sitio propio a las socias, con las “expertas en crear espacios bonitos”, Cristina Gómez y Amaya García, con el apoyo de Gurutze.

Marcela –un rayo de sol en la junta– se encarga de la tesorería y, además, ha lanzado un proyecto de creatividad con Jennifer Ramsay, Olga Peñacoba, Cristina Pastor y Paloma de Pablo: “Arte en travesía”.

Desde hace meses, estamos trabajando en la próxima asamblea y en el reglamento interno, y en la actualidad, estamos creando una nueva propuesta del “sueño de Rem”, incluyendo el autocuidado, proyecto liderado por Jane Duffill, un camino participativo hacia la igualdad y sostenibilidad de la mano de Marisol Garrido, Sara Gallego, Henar Roldán, Silvia, y la sempiterna Irene.

La comisión de comunicación está liderada por Yolanda Larrumbide y está formada por las periodistas Lucía R. Oliveras, Gloria Llopis y Gema Puerto. Se encargan de difundir la labor de Rem, a través del sitio web, gestionado por Mariana Duffill, los vídeos de Rem-TV, la divulgación de información y el contacto con los medios de comunicación, la redacción de la revista digital La Remista, etc. Además cuidan el tono de Rem, dando unidad al discurso de las remistas que hacen de portavoces y transmiten nuestros principios y valores. Las redes sociales las gestiona Irene, y del diseño corporativo se encarga Marcela.

La comisión de proyectos deberá reorganizarse para conseguir financiación de los ayuntamientos, gracias a Rosa Jiménez Gómez y Lola Varas. Esta ayuda nos permitirá crecer y ampliar nuestras actividades y ámbito de difusión.

De hecho, aprovecho: si eres remista y quieres que se haga realidad el “sueño de Rem”, actívate, colabora, habla de nosotras, difunde nuestra visión y misión entre las mujeres emprendedoras e instituciones (ayuntamientos, asociaciones, etc.), difunde nuestras actividades, en definitiva, danos a conocer con el boca a boca, que es uno de los mejores recursos. Así, te transformarás en socia activa de Rem, una embajadora, y habrás puesto en marcha un sueño común de igualdad y sostenibilidad.

Somos remistas y aquí estamos todas juntas trabajando codo con codo para disfrutar construyendo. ¡Viva el simbólico 8 de marzo y la visualización de las mujeres durante el resto del año!

(1) Expresión creada por Yolanda Larrubide.

(2) Descubrimiento gracias a Jennifer Ramsay

(3) Fue el alcalde Hoyo quien nos regaló esta definición.

(4) A las que yo me sumo.

(5) Apuntes de Conchi Cazorla.

Corinne Lydie Cassé Carrión

658.155.386

contacto@socialmarketingpymes.com

www.socialmarketingpymes.com

@somarketingpymes


 

Entrevista a Sara Gallego Medina, consultora de Igualdad, recursos humanos y coach ACC

Entrevista a Sara Gallego Medina, consultora de Igualdad, recursos humanos y coach ACC

Las emprendedoras somos un claro ejemplo de mujeres `orquesta´, arrastramos el rol de cuidar a otros, nunca a nosotras mismas

El ámbito de la salud sigue siendo un escenario clave y una cuestión crucial para el feminismo. Entre las vindicaciones de las mujeres a lo largo de la historia, o sea, la recuperación de algo que nos pertenece, está la igualdad de derechos, sin que la diferencia biológica sea motivo de opresión para la vida de las mujeres.

Mucho se ha recorrido para recuperar autoestima, autonomía, autoridad y toma de decisiones ante nuestras necesidades. Sin embargo, hoy las mujeres seguimos desdobladas entre lo personal, lo profesional y lo familiar, con un eterno reclamo por la conciliación de estos espacios vitales. Para hablar de estos dilemas nos responde Sara Gallego Medina que, junto a otras remistas, han creado en Rem un espacio de reflexión abierto sobre la importancia del autocuidado.

¿Qué significado adquiere el 8M para toda la sociedad, y en especial para las mujeres?

El 8 de marzo es un día conmemorativo de los derechos de las mujeres. Las Naciones Unidas (ONU) legitima la necesidad de comprometerse por la igualdad real de las mujeres donde aún queda mucho camino para estar en equilibrio con los hombres. La filósofa Amelia Valcárcel, catedrática de Filosofía Moral y Política, define el feminismo como una agenda de cambio social. Esta es una conquista pacífica de muchos siglos y Simone de Beauvoir ya advertía:“No olvidéis nunca que bastará con una crisis política, económica o religiosa, para que los derechos de las mujeres se cuestionen”.

La salud de las mujeres es la columna vertebral del feminismo, ¿por qué sigue siendo una cuestión crucial para desmontar la desigualdad?

Vivimos en un mundo donde lo que define “lo normal” es la biología masculina. Los parámetros de la salud siguen centrados en lo masculino, falla tremendamente la perspectiva de género en este ámbito. Es necesario reflexionar sobre la gran contradicción que supone que las mujeres sean las mayores proveedoras de atención sanitaria y las que menos se benefician de ella a nivel mundial. Las enfermedades de las mujeres son las menos estudiadas, las peor tratadas, y su impacto, más infravalorado. Las mujeres vivimos más y peor. Tras ser cuidadoras, pocas veces recibimos el mismo nivel de cuidados que hemos dado. El dilema a las mujeres nos surge porque el rol tradicional femenino es el de cuidar a otros, nunca a una misma. Las mujeres tenemos más cargas y menos tiempo para lo personal. A esto hay que añadir la culpa, por lo que dejamos de hacer cuando nos ocupamos de cuidarnos, y el estrés que se irá acumulando, porque ser omnipresentes nos pasa factura. Las emprendedoras somos un claro ejemplo: mujeres `orquesta´ atendiendo todas las necesidades de un negocio, más la esfera familiar y la personal.

¿De qué hablamos cuando insistimos en los autocuidados de las mujeres?

Las mujeres necesitamos ocuparnos “más” de nuestra salud mental, física, y emocional. Todo empieza por una misma, solo nosotras podemos ejercer ese papel de autocuidadoras. No se puede delegar ni deberíamos querer hacerlo. El mito del amor romántico nos hace mucho daño, esperamos que otra persona venga a cuidarnos y no ocurre. Sabemos que las mujeres somos más propensas a la depresión y ansiedad y esto tiene un importantísimo componente ambiental. Por ello, hay que dedicar tiempo a encontrar formas de liberarnos de la carga mental, hacer deporte, mantener nuestros vínculos sociales más allá de la familia, practicar alguna afición o desarrollar nuestra espiritualidad. En determinadas circunstancias y contextos, es casi un acto de rebeldía. Y en realidad, no trae más que consecuencias positivas para nosotras y para los que nos rodean. Además sirve al propósito de socializar a las futuras generaciones, mediante la educación en valores y desde el ejemplo.

Consulta su proyecto en REM:

Entrevista realizada por Lucía Ruiz Oliveras. Periodista.

Si quieres que tu emprendimiento tenga éxito, empieza por el autocuidado

Si quieres que tu emprendimiento tenga éxito, empieza por el autocuidado

El autocuidado es algo fundamental en toda mujer que desee emprender, porque si deseas tener éxito en un proyecto o trabajo a largo plazo, es importante que “aprendas” a dedicar un tiempo a tu propio bienestar, a tu salud emocional, física y mental. En la Red de Emprendoras en Movimiento (Rem), tenemos claro que es una necesidad entre las remistas, y por eso este mes lanzamos un nuevo grupo de autocuidado.

Se trata de un espacio para conocernos las unas a las otras, compartir vivencias, apoyarnos y aprender a utilizar herramientas que nos permitan afrontar saludablemente nuestros proyectos. En este artículo te cuento cómo surgió la idea, cómo se ha creado y sus claves, y te invito al primer encuentro “Emprende en tu autocuidado”, que tendrá lugar el 14 de marzo.

Recupera tu equilibrio y bienestar, y compártelo

En septiembre decidí volcarme al 100% en mi proyecto de emprendimiento “Cuidando mi vida”. En él acompaño a mujeres para que aprendan a parar, a reconectar consigo mismas, a priorizarse y a cuidarse para recuperar su equilibrio y bienestar, proceso que aplico en mí misma cada día.

Mi experiencia emprendiendo está siendo una etapa muy bonita, pero también dura y con altibajos de todo tipo. Un día tomé consciencia de que estaba viviendo mi emprendimiento en mucha soledad y que esto no me estaba haciendo bien. De aquí surgió en mí la necesidad de juntarme con otras mujeres emprendedoras para charlar, compartir y aprender herramientas de autocuidado que me permitieran gestionar de una manera más sana mi emprendimiento.

Así decidí ponerme en marcha para crear el grupo de autocuidado para emprendedoras que tanto anhelaba. Un espacio donde poder cubrir mi necesidad y a la vez poder ofrecerlo y compartirlo con otras mujeres que se sintieran como yo.

Nos han vendido que debemos ser superwoman

Me consta que somos muchas las que vivimos nuestro emprendimiento de manera muy aislada, pensando que los altibajos emocionales que nos encontramos en el camino solo nos pasan a nosotras, porque somos débiles o tenemos algún defecto de fábrica.

Además hay una tendencia a idealizar el emprendimiento que nos lleva a mostrar una imagen de nosotras mismas como emprendedoras sesgada y muy relacionada con la figura de superwoman que nos han vendido desde pequeñas: esa mujer exitosa que puede con todo, a la que todo le va bien y que oculta avergonzada los momentos difíciles en los que se siente asustada, perdida, ansiosa, abrumada, frustrada, agotada, etc.

Creación del grupo de autocuidado

Tras un tiempo con esta idea dando vueltas en mí cabeza, decidí elaborar la propuesta y presentarla a la junta de Rem. Desde el principio tuvo muy buena acogida y todo ha fluido como la seda. Se han sumado a la aventura tres mujeres maravillosas: Amaya García, Patricia Huertas y Sara Gallego, con las que está siendo un placer compartirla y seguir dándole forma.

Claves del grupo

Las claves que definen este nuevo grupo de autocuidado son:

  • Es un lugar amable y seguro donde cada una podemos mostrarnos tal y como somos, sin necesidad de aparentar o avergonzarnos de cómo nos sentimos en ciertos momentos.
  • Nos permitirá comprender y experimentar que no estamos solas y que las cosas que nos pasan también les ocurren a muchas otras mujeres emprendedoras.
  • Podremos conocernos las unas a las otras, compartir vivencias y apoyarnos.
  • Aprenderemos herramientas de autocuidado que nos permitirán gestionar sanamente los altibajos que surgen y el malestar que sentimos en nuestro emprendimiento.
  • Los temas propuestos se abordarán desde una perspectiva de género.
  • El encuentro se realizará una vez al mes, para que haya una continuidad y un apoyo sostenido en el tiempo.
  • Será un grupo que vayamos creando entre todas y comenzaremos tratando aquellos temas que más nos urgen e interesan.
I Encuentro virtual: Emprende en tu autocuidado

Estás invitada al primer encuentro, ¿nos acompañas?

El próximo 14 de marzo, de 10:00 a 11:30 horas, tenemos nuestro primer encuentro a través de Zoom, al que hemos llamado “Emprende en tu autocuidado”. En él os presentaremos el proyecto, nos conoceremos, comenzaremos a charlar sobre el autocuidado y recogeremos vuestras necesidades e intereses de cara a crear los siguientes encuentros.

Puedes apuntarte pinchando en este enlace: https://www.eventbrite.es/e/entradas-grupo-de-autocuidado-rem-emprende-en-tu-autocuidado-290953589017

¡Te esperamos!

Psicóloga educativa especializada en autocuidado y mindfulness para mujeres

Creadora y coordinadora del Grupo de autocuidado de Rem

www. cuidandomivida.com

@_cuidandomivida

hola@cuidandomivida.com

Entrevista a Cristina Carrizo Altuzarra, creadora de Pink Fish, agencia de marketing digital especializada en redes sociales y contenidos

Entrevista a Cristina Carrizo Altuzarra, creadora de Pink Fish, agencia de marketing digital especializada en redes sociales y contenidos

Ser mujer tiene que darte ventajas comunicativas, porque tenemos más capacidades de empatizar y, con la edad, una suma de conocimientos”

Una de las habilidades más importantes para el emprendimiento es la comunicación. Nosotras mismas somos un medio único de expresión e información sobre lo que hacemos y ofrecemos en nuestro negocio. También contamos con una gran diversidad de canales, un entorno cambiante que sigue transformado nuestra manera de comunicarnos. La remista Cristina Carrizo nos plantea algunas reflexiones antes de abordar una buena estrategia de comunicación de nuestros proyectos en el tiempo de la hiperconectividad.

Cristina estudió Periodismo y luego completó su formación con Publicidad donde sentía que encajaba mejor. De origen navarro y padres empresarios, sabía que algún día se establecería por su cuenta. En 2015, creó en solitario la agencia Pink Fish con la intención de cambiar el mundo con “marcas conscientes y valientes”. En la actualidad está inmersa en el mundo literario y con proyectos de formación en su sector.

¿Por qué es importante una buena estrategia de comunicación para nuestros negocios? ¿Qué nos puede ayudar a dar este paso?

Nuestro objetivo es comunicar mejor y llegar a más personas. Antes que nada, habría que plantearse que nosotras somos el primer medio que comunica y que debemos de perder el miedo a dar este paso. Hay que quitarse la vergüenza del “no soy nadie” o “lo que hago no vale”. Quitémonos esas barreras, porque todas hacemos cosas que valen y este paso no lo va a dar nadie por nosotras.

Te va a ayudar el saber quién eres y lo que te propones hacer. Si sabes la misión de tu negocio, te dará confianza y seguridad para poder transmitirlo a los demás. Este mismo discurso te va a servir para todas tus comunicaciones. Como la tendencia hoy en día es hacia lo visual, resulta muy útil hacerse un guion y ensayar previamente delante de otros. Cuanto más lo practiquemos, más lo iremos mejorando.

¿Qué les dirías a las mujeres emprendedoras sobre las herramientas de comunicación actuales?

Que no hay que agobiarse pensando que si no estás en Instagram, no eres nadie… Todo es relativo, porque lo que importa es buscar las formas de comunicar que se acomoden a ti. El boca a boca aún está sirviendo y, desde luego, hay que seguir hablando y conectando con una comunidad presencial. No hay que perder nuestra esencia, que es la que nos va a diferenciar.

Hay que considerar que cada generación ha tenido siempre que afrontar nuevos retos. La era tecnológica donde estamos inmersas llegó para quedarse y su lógica es seguir innovando, por lo que siempre habrá alguien más joven que estará más preparado.

No nos pongamos la zancadilla a nosotras mismas. Siempre es recomendable estar al día y no perder el ritmo. Pero también hay que buscar a profesionales que te ayuden, porque gestionar las redes sociales es otra profesión.

Pink Fish tiene un manifiesto ético donde se posiciona como agencia de marketing que pretende cambiar el mundo. ¿Qué opinas sobre la hiperconectividad y sus consecuencias?

Sabemos que hay una saturación de lo digital y la tendencia a largo plazo será el bloqueo, donde ya no oyes nada y te desconectas. Va a haber una ola de vuelta a lo analógico, por necesidad, donde se priorice reunirse, hablar, encontrarse, tocar el papel de los libros…

Lo vemos en las personas más jóvenes que están viviendo dos vidas, la digital y la real, y les genera depresión. Yo soy partidaria de que se retrase el acceso tecnológico acorde a la madurez, entre los 14 y 16 años. Las redes sociales son de doble filo y no se están perdiendo nada. Son nativos digitales que no van a tener problemas de entrar con rapidez. Yo prefiero la pizarra a la tablet, necesitan salir más al campo y tener contacto real con sus iguales.

Desde Pink Fish ponemos el acento a los valores, al impacto o huella sostenible de los negocios, apoyando a los proyectos valientes, porque las marcas conscientes son ya una auténtica revolución.

Los datos sobre el emprendimiento femenino dicen que se necesita visibilizar a más mujeres referentes que inspiren, ayuden y refuercen a otras mujeres para que aumente la confianza y la autoestima.

Sí, ser mujer tiene que darte ventajas comunicativas, porque tenemos más capacidades de empatizar y, con la edad, una suma de conocimientos. También es muy beneficioso apoyarnos en una comunidad de mujeres emprendedoras. En cuanto a comunicar tu marca, antes de lanzarte a las redes sociales puedes aprender y consultar a mujeres expertas. Actualmente hay muchos cursos y formaciones para comprender la mejor estrategia y evitar hacer las cosas con disgusto si no van contigo. Por ejemplo, lanzarse a hacer vídeos sin prepararse.

En estos momentos, tengo en marcha dos proyectos formativos junto a dos remistas. Un curso para ayudar a personas empresarias de Torrelodones a digitalizar sus negocios junto a Natalia Borja. Y con Mariana Duffill, el proyecto Amalur (madre tierra en euskera), para que las mujeres puedan vivir de sus emprendimientos, fundamentando sus negocios desde la raíz y proporcionando las herramientas que ellas necesitan.

Consulta su proyecto en REM:

Entrevista realizada por Lucía Ruiz Oliveras
RemTV, el nuevo canal para las emprendedoras de la sierra de Madrid

RemTV, el nuevo canal para las emprendedoras de la sierra de Madrid

El próximo 6 de noviembre, en Rem nos ponemos de tiros largos, estamos de estreno: inauguramos el nuevo canal de vídeo para las emprendedoras de la sierra de Madrid. De esta manera, incrementamos la oferta informativa y potenciamos la visualización del emprendimiento y el talento femenino.

RemTV es el canal de YouTube que utiliza la asociación para difundir sus formaciones y eventos. Y gracias a la participación voluntaria de numerosas remistas y a la financiación concedida por el Ayuntamiento de Hoyo de Manzanares, que ha querido dar su apoyo a las emprendedoras de la localidad, hemos ampliado el contenido con RemTV-Hoyo, espacio donde las mujeres han dado a conocer sus historias de éxito a través de diversos vídeos.

Las emprendedoras explican de una manera muy cercana cómo iniciaron sus proyectos, cuáles fueron sus mejores puntos de apoyo, sus fortalezas, sus debilidades, cómo han resuelto sus problemas y cuáles son sus principales retos.

A partir de este mes de noviembre, las grabaciones estarán disponibles en nuestro canal, con el fin de que tengan la mayor difusión posible, para compartir los consejos y las sinergias de las mujeres protagonistas.

Emprendedoras de los sectores más diversos han hecho oír su voz, nos han abierto sus puertas… y su corazón. Nos muestran sus tiendas, sus negocios, los productos que venden y los servicios que ofrecen. Comparten sugerentes consejos que pueden ser de gran utilidad para otras personas que desean lanzarse a poner en marcha su proyecto, establecen interesantes sinergias para fortalecer sus valores y sus posibilidades de negocio y crean estrechos lazos de unión con sus clientes y vecinos. Como ellas mismas reconocen de una manera clara y rotunda, “hacemos pueblo”.

Consideramos que multiplicar nuestros canales de información es otro paso que hemos dado para seguir tejiendo nuestra red de apoyo, para potenciar la visualización de las remistas, una manera más de difundir cómo nos sentimos, lo que necesitamos y lo que queremos, de compartir nuestras inquietudes y las mejores experiencias.

Cada vez tenemos más claro que juntas podremos hacer llegar nuestra voz a todos los rincones. Y es que cada una de las remistas formamos parte de este sistema de comunicación de Rem. Es posible multiplicar su difusión exponencialmente si compartimos aquello que nos gusta y con lo que nos sentimos identificadas a través de las redes, los grupos y los contactos, como esta revista, los vídeos de RemTV, los artículos del blog, etc. Por este motivo, nos encantaría compartir contigo la presentación de RemTV en el Teatro Las Cigüeñas de Hoyo de Manzanares. Y, si no puedes acudir, esperamos que disfrutes viendo los vídeos en el canal de YouTube de la Red de Emprendedoras en Movimiento

Yolanda Larrumbide, periodista, responsable de Comunicación de Rem

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies